jueves, marzo 12, 2009

Racismo



En un avión, iniciado el vuelo, una “señora” oprime insistentemente el timbre para llamar a la azafata
-¿Cuál es el problema, Sra.? - Pregunta la azafata -
¿Es que no lo ve? - Responde la dama
- Me colocaron junto a un sucio indígena. No soporto estar al lado de uno de estos seres repugnantes. ¿¿¡¡No tiene otro asiento!!??
-Por favor, cálmese… -dice la azafata- Casi todos los asientos están ocupados. Pero, voy a ver si hay un lugar disponible
La azafata se aleja y vuelve de nuevo algunos minutos más tarde:
-Sra., como yo pensaba, ya no hay ningún lugar libre en la clase económica.. Hablé con el comandante y me confirmó que no hay más sitios disponibles en la clase económica. No obstante, tenemos aún un lugar en primera clase.
Antes de que la dama pudiera hacer el menor comentario, la azafata sigue:
-Es del todo inusual permitir a una persona de la clase económica sentarse en primera clase. Pero, dadas las circunstancias, el comandante encuentra que sería escandaloso obligar a alguien a sentarse junto a una persona tan repugnante.
Todos los pasajeros alrededor, observaban la escena, indignados. Entonces, la azafata, dirigiéndose al indígena, le dice:
-Si el Sr. lo desea, tome su equipaje de mano, ya que un asiento en primera clase le espera.
Y los pasajeros, que sorprendidos, presenciaban la escena, se levantaron y aplaudieron..


Lucha contra el racismo !!!!


ES LA SEMANA DE LUCHA CONTRA EL RACISMO, ¡¡¡¡PARTICIPA!!!


HAY DOS COSAS QUE SON INFINITAS:
EL UNIVERSO Y LA ESTUPIDEZ HUMANA... Y DEL UNIVERSO NO ESTOY MUY SEGURO
.

1 comentario:

Inmaculada (Adi) dijo...

Había oído antes esta anécdota, no se si real o no, pero que ilustra magníficamente una situación que lejos de resolverse se vuelve cada día más preocupante. No solo hay racismo de color, también de credos, de orientación sexual, de lugar de procedencia... y no por ser países "desarrollados" estamos libres de esta lacra.
Tengo un cuarto para mi sola, especialmente dedicado a mis trabajos de Patchwork y en la estantería que tengo frente a mi máquina de coser tengo un pequeño cartelito pegado con cinta adhesiva que veo cada vez que me pongo a coser. El cartelito dice:

La principal diferencia entre la inteligencia y la estupidez es que la inteligencia tiene límites...

Prima hermana de la frase que has puesto sobre el universo. Lo dicen todo.